Tus correos pueden apestar, y te das cuenta porque…

Después de haber enviado varios, muchos, cientos… las ventas no llegan.

No hace falta ver estadísticas, auto enviarte los correos para verificar que si llegan, o hacer muchos trucos más. Si envías correos y la gente no hace lo que les pides que hagan en el correo, significa que tus correos apestan.

Seguro ni si quiera los abren.

Eso si lo puedes saber muy fácil, pues tu proveedor de envíos de correos masivos te da el dato.

¿Tienes un proveedor de envíos masivos, cierto? Tipo Mailchimp, Aweber o Activecampaign.

Si no lo tienes, mal va la cosa. Primer error.

Si ya lo tienes, estas empresas en sus páginas te dan las estadísticas de cuántas personas abren tus correos.